“Internet está matando al intermediario”

Uruguay.- Desde la mira de un importador: Luis Herrera, Director de Uruimporta. Con 13 años dejó la secundaria para trabajar de reponedor en un supermercado. A los 17, un amigo le prestó US$ 500 y comenzó a vender herramientas en ferreterías. Hoy importa cerca de 60 contenedores desde China.

Hoy, con 39 años, tiene una empresa importadora con 50 empleados que trae 60 contenedores al año desde China, donde tiene oficinas. Crece a un ritmo anual de un 25% y ya planea abrir una nueva casa dedicada al bazar, a la vez que analiza impulsar su negocio en el Interior. Entiende que Internet es clave para potenciar sus ventas y asegura que el comercio online será el futuro.

¿Cómo comenzó su negocio?

Trabajo desde los 13 años. Comencé como empaquetador de gran supermercado y tenía la ilusión de llegar a ser gerente general en algún momento. Puse todo el esfuerzo, pasé por diferentes secciones, pero me di cuenta que a pesar de eso no dependía de lo que yo hiciera sino de otros factores.

Entonces, a los 17 años comencé a pensar en otra cosa, quería algo para mí para crecer, analicé diferentes rubros y opté por la ferretería porque había trabajado en esa sección en un supermercado y aprendí un montón. A esa edad, un amigo me prestó US$ 500, compré algunas muestras de herramientas y en mis tiempos libres iba a barracas y ferreterías, mostraba y levantaba pedidos.

Cuando tenía varios pedidos iba a la zona comercial de La Unión, hacía el pedido y al otro día le entregaba la mercadería a cada uno. Así fue por mucho tiempo. El dinero de la ganancia lo volvía a invertir. Llegó un momento que compraba cajas cerradas y eso implicaba más descuentos y no tenía que ir tantas veces al barrio. Hacía todo: atendía el teléfono, levantaba los pedidos, hacía las compras y entregaba. Con el sueldo del supermercado vivía y ayudaba a mi mamá en casa. El dinero de la empresa lo invertía como lo hago hasta hoy.

¿En qué mercados compra?

El 80% del total en China, pero también compro en Brasil y Argentina. Hace 15 años que voy a China una vez por año y estoy un mes y medio recorriendo ferias y fábricas. El año pasado traje 60 contenedores de China. Ahora están subiendo los precios por el metal y en transporte están exigiendo otro tipo de camiones que contaminen menos. Además, no se podrá circular con más de 20.000 kilos y hoy el límite es 25.000. Allá tengo una oficina con 12 personas, todos chinos, para control de calidad.

¿Cómo surgió la idea de una oficina en China?

Los dos que están al frente son una pareja que conocí en una zona franca en Chile hace unos años. Me puse a hablar con ellos y me comentaron que tenían ganas de volverse a China. Les planteé la posibilidad de trabajar para mí y un par de meses después me llamaron desde China, se volvieron y me dijeron que fuera con dinero para comenzar el negocio. Con algo de desconfianza fui y, luego de un viaje con incertidumbre, comenzó mi relación con ellos. Hoy somos íntimos amigos. Es más, en un momento por la nueva obra del local no tenía dinero para comprar y les pedí que no me enviaran más mercadería. Pero la enviaron igual; eran US$ 300.000 y me dijeron que pagara cuando pudiera.

¿Le afectó la llegada de grandes jugadores como Sodimac al rubro?

En ventas no me afectó en nada, porque alguno de mis productos lo compran revendedores que después terminan en las grandes casas o grandes supermercados. Y eso es bueno, porque están trabajando con mis marcas. Es un trabajo de hormiguita, llego a ellos sin tener que ir.

Fuente: www.elpais.com.uy

Hugo Ulate

Lidera el sector de ferretería y construcción, desde hace más de 21 años, en la edición de la Revista TYT (Tuercas y Tornillos), con información actualizada y oportuna sobre estos mercados. Ha tenido participación directa en encuentros ferreteros como Expoferretera, feria que se realiza en Costa Rica, desde hace más de 20 años, como un encuentro de negocios del mercado ferretero.