Mittal frena inversión de acero

El gigante siderúrgico aplaza por la crisis una inversión histórica que garantizará más allá de 2025 el futuro de sus plantas en Asturias, pero asegura que la realizará. El futuro siderúrgico asturiano va a pasar un tiempo metido en el congelador. La crisis económica ha puesto en espera las millonarias inversiones que el gigante del acero Arcelor-Mittal tenía preparadas para sus plantas asturianas. El proyecto de mejora y modernización de las instalaciones no corre peligro, según aseguró recientemente Gonzalo Urquijo, director de productos planos y único español en la cúpula de la multinacional. No obstante, habrá que esperar aún unos meses para que la inyección de fondos reciba «luz verde» de Lakshmi Mittal. Ahora tocan recortes de costes y empleo, que ya se han hecho efectivos en las empresas auxiliares.

La industria asturiana mira de reojo hacia los despachos de la multinacional en Luxemburgo, pues el sector necesita de esta inyección de proyectos para seguir ganando en producción, empleos y fortaleza en los próximos años. Los Mittal aseguran que quieren seguir forjando su futuro en Asturias, donde cuentan con unas de las instalaciones más competitivas de Europa, pero se disculpan indicando que éste no es el momento más idóneo para hacer inversiones. Su prioridad ahora es que con los últimos recortes (un 30 por ciento en la producción de acero de sus plantas europeas) se reduzcan los costes de una compañía que pese a los azotes de la crisis financiera sigue registrando beneficios récord cada trimestre.

A causa de la recesión que ya galopa sobre Europa, en sus oficinas de Luxemburgo la multinacional guarda en la nevera el programa de actuaciones para las plantas de Avilés y Gijón. Serán cerca de mil millones de euros, el mayor desembolso que, de confirmarse, se realizará en las factorías siderúrgicas asturianas desde la privatización de Aceralia en 1996. Fueron dos duras reconversiones que costaron al erario público dos billones de pesetas. La inversión que ahora estudia el magnate indio Lakshmi Mittal ayudará a despejar el futuro de las instalaciones siderúrgicas en Asturias más allá del año 2025 y generará un elevado incremento de la producción de sus principales productos.

El peso económico de Arcelor en el Principado es determinante. Es el principal estandarte industrial de la región. Es, además, la primera empresa exportadora del Principado, el primer cliente de los puertos marítimos asturianos y de las compañías ferroviarias. Se estima que tiene una aportación del 5% al producto interior bruto (PIB) de Asturias.

Las plantas de Arcelor en Gijón y Avilés dan empleo directo a unas 5.600 personas y el volumen de ventas durante el pasado año superó los 2.800 millones de euros.

Las de Asturias son las únicas plantas europeas de «multiproducto». Las instalaciones que la compañía posee en el Viejo Continente están especializadas en una determinada línea (productos largos o planos), pero desde el Principado salen ambos productos. La apuesta de los Mittal por Asturias quedó patente hace unos meses durante la visita a Avilés de Aditya Mittal, hijo del presidente de la compañía. Las primeras palabras del hijo de Lakshmi Mittal y director financiero del gigante siderúrgico ante un anfiteatro plagado de trabajadores y empresarios vinculados a sus factorías fueron: «Por si no lo saben, ustedes son el número uno de Europa por menores costes en la producción de productos planos».

El testigo de estas palabras de tranquilidad lo tomó recientemente Gonzalo Urquijo. «Si alguien tenía alguna duda sobre nuestro compromiso sobre las instalaciones de Gijón, ahora, con estas inversiones, queda despejado», aseguró antes de que la crisis restase inmediatez a sus promesas. Urquijo intentaba acallar a los agentes sociales que habían puesto en entredicho la apuesta del grupo por sus instalaciones de Veriña. En los pasillos de la compañía se asegura que la familia Mittal tiene a las plantas asturianas como la joya de su corona siderúrgica. Las estadísticas les dan argumentos: la mayoría de los meses son las más competitivas de Europa, sólo desbancadas en ocasiones por otra factoría que la compañía posee en Bulgaria. Las plantas de Arcelor-Mittal en Asturias fabricaron durante el pasado año el 26 por ciento de la producción de acero nacional.

El desembolso más ambicioso se hará en el alto horno de Veriña y en la mejora de las acerías de Gijón y Avilés. Con estas ampliaciones de la producción el gigante siderúrgico prevé entrar en nuevos mercados con la fabricación de un nuevo tipo de carril para trenes de mercancías y de alta velocidad. Gonzalo Urquijo, director de productos planos y único español en la cúpula de la multinacional, se mostraba recientemente muy orgulloso de esta nueva línea. La planta gijonesa es, además, la única que posee el grupo en Europa que fabrica carril mediante arrabio, un producto que sale de sus dos altos hornos.



Avatar

Hugo Ulate

Lidera el sector de ferretería y construcción, desde hace más de 21 años, en la edición de la Revista TYT (Tuercas y Tornillos), con información actualizada y oportuna sobre estos mercados. Ha tenido participación directa en encuentros ferreteros como Expoferretera, feria que se realiza en Costa Rica, desde hace más de 20 años, como un encuentro de negocios del mercado ferretero.