Tiendas en línea, ¿una ventaja competitiva?

Según estimaciones de Hootsuite, el usuario promedio de internet dedicará 6 horas y 43 minutos al día en línea en 2020, es decir, más de 100 días en total, un indicio de que la avalancha continúa en el mundo digital.

El crecimiento del comercio electrónico y las compras online facilitan tener productos al alcance de la mano sin abrir un catálogo o salir por la puerta principal. Se trata de un mercado en expansión que ha logrado abrir las ventanas hacia medios más versátiles, pero también competitivos, con nuevas y mejores posibilidades para los pequeños, medianos y grandes empresarios.

De hecho, en el informe ‘Digital 2020’, emitido por Hootsuite, plataforma reconocida internacionalmente como líder global en gestión de medios sociales y We Are Social, agencia creativa orientada a los entornos digitales, explican que 4.54 mil millones de personas están actualmente en línea.

De acuerdo con Hoostuite, el usuario promedio de internet dedicará 6 horas y 43 minutos al día en línea en 2020, es decir, más de 100 días en total. Por otra parte, el informe muestra que el 49% de la población total en el mundo (3,8 mil millones de personas) actualmente usa redes sociales, un incremento de 321 millones o 9% con respecto a 2019.

El reporte agrega que el teléfono celular es el principal dispositivo para hacer compras en línea y que los usuarios de comercio electrónico del mundo gastaron más de $3 billones en línea en compras B2C (de negocio a consumidor) en 2019, y los compradores gastaron un promedio de casi $500 cada uno tan solo en bienes al consumidor.

Estimaciones de la plataforma de mercadeo Smart Insights sustentan que el ecommerce representará el 16% de todas las transacciones en 2020, mientras que la plataforma de servicios empresariales Finances Online espera que acumulen unos 4.2 billones de dólares durante los siguientes 12 meses. En parte, por la mayor confianza.

El ecommerce a través del cual es posible comprar o vender productos y servicios en línea, ha estado en auge desde principios de los 70 cuando estudiantes de Stanford y el MIT utilizaron una plataforma especial para vender algunos productos.

“Uno de los aspectos que más suele preocupar al emprendedor al momento de volcarse al ecommerce implica los procesos en las áreas de facturación y logística para el envío de las mercancías, sin embargo, las nuevas herramientas han integrado diferentes soluciones all in one donde se resuelven el canal de venta, la facturación y el stock, con todas las estadísticas de venta y rotación de productos”,
LUIS FLORES
GERENTE EN LATINCLOUD

Solo en 2015, Amazon representó la mitad de todo el crecimiento del comercio electrónico y en 2018, en B2C, el ecommerce generó más de 2.3 billones de dólares a escala global

Este tema es la puerta de entrada al futuro y para conocer las últimas estadísticas y proyecciones de 2020.

El atractivo

Aunque contar con un espacio físico en el cual sea posible establecer un contacto directo con el cliente y crear una experiencia de compra es tentador, la tienda online permite eliminar las barreras geográficas, crear un escaparate atractivo, dinámico y creativo con costos menores –al ser digital–, elegir quiénes visitarán nuestro sitio, al segmentar detalladamente y dirigir hacia un target definido los esfuerzos en materia de publicidad, diseñar campañas atractivas con esfuerzos más simples para ganar visibilidad en el entorno web, tener un horario 24/7 en el que los clientes pueden realizar la compra cuando lo desean, recibir retroalimentación inmediata –y más si se cuenta con canales en las redes sociales– y mayor posibilidad de fidelización, ya que es mucho más sencillo acariciar a un cliente a través de la pantalla de su teléfono celular.

Auge

Luis Flores, gerente comercial y de canales para Latinoamérica en Latincloud Argentina, asegura que en los últimos años, el ecommerce ha evolucionado con amplios márgenes de venta, porque cada vez más empresas entienden que es un canal necesario para tener una vitrina comercial disponible; un avance que ha ido de la mano con lo tecnológico; “hace un tiempo hacíamos un sitio de venta online con un aplicativo tipo WordPress, pero en los últimos dos años surgieron nuevas plataformas que han permitido que los sitios sean más potentes y con una mayor cantidad de opciones para darle al cliente una experiencia completa”.

“Uno de los aspectos que más suele preocupar al emprendedor al momento de volcarse al ecommerce implica los procesos en las áreas de facturación y logística para el envío de las mercancías, sin embargo, las nuevas herramientas han integrado diferentes soluciones all in one donde se resuelven el canal de venta, la facturación y el stock, con todas las estadísticas de venta y rotación de productos”, detalla Flores.

El ejecutivo y experto en mercadeo afirma que “los sitios de venta en línea son una ventaja competitiva que marcó la pauta en 2019 y lo seguirá haciendo en 2020. Permiten ahorrar gastos de local, de personal de ventas, además de cargos de gestión y entrega de productos. Todas estas soluciones integradas implican que habrá una reducción en los costos de venta al público, algo que ha ocasionado que muchas empresas ofrezcan mejores precios a través de sus páginas web que en los propios locales comerciales”.

Flores comparte que disponer de una tienda en línea es más que una ventaja en materia de competencia, porque el mercado se está volcando a lo digital, y cada vez hay menos tiempo y ganas de desplazarse hacia un punto de venta para adquirir un producto.

Se trata de que el consumidor prefiere tener en su casa u oficina, donde esté y a la hora que sea, la posibilidad de elegir el producto y la fecha de entrega con un clic en el móvil, tableta o pc.

Sacar provecho

“Debemos entender que la tienda digital no puede dejarse como un híbrido que se gestiona de manera autónoma. Para que la página tenga la mayor rentabilidad, hay que considerar varios elementos”, insiste.

El sitio debe ser amigable y comprensible con una navegación sencilla para el usuario, para lo cual Google dispone de numerosas herramientas. “Sugiero invertir en la contratación de un buen desarrollador experto en UX (user experience o experiencia del usuario), que entienda el patrón de búsqueda y consumo de nuestros compradores potenciales para que la página esté creada en función de esas necesidades”.

“Quienes compran habitualmente en páginas web podrán ver que el concepto de navegación de un supermercado no es el mismo al sitio de una aerolínea o un portal de viajes. Para cada segmento comercial el sitio debe tener una configuración específica”, aclara.

Según Flores, es fundamental invertir en Adwords de Google y publicidad para que la tienda en línea comience a generar tráfico. También indica que es necesario incorporar la herramienta de chatbot para que quienes navegan puedan obtener información puntual del negocio.

También es de valor incorporar la opción de mensajería a través de Whatsapp, porque “más allá de que la venta web pueda ser autónoma y sin intervención humana, siempre habrá alguien que tenga consultas y requiera atención personalizada”.

Al día de hoy, sintetiza el ejecutivo Flores, “internet es una herramienta de acceso global sin distinción de estratos sociales ni de potencial de consumo. Discriminar que una tienda en línea sea más provechosa para una pyme o para una gran empresa sería muy finito; hoy todos aquellos que estén en el comercio deberían tener una tienda digital porque es la primera opción de los consumidores”.

Insiste en que el mercado digital tiene previsto desplazar a la venta en lugares físicos en 2020 y en años venideros, entendiendo que un sitio web de calidad y el conocimiento de todas las herramientas SEO y SEM (Search engine optimization y Search engine marketing) es fundamental para ganar popularidad a través del buscador, además de apuntar la importancia de hallar el alojamiento correcto para el portal, algo que garantizará rapidez y una respuesta de navegación y acceso óptimas.

El reporte agrega que el teléfono celular es el principal dispositivo para hacer compras en línea y que los usuarios de comercio electrónico del mundo gastaron más de $3 billones en línea en compras B2C (de negocio a consumidor) en 2019, y los compradores gastaron un promedio de casi $500 cada uno tan solo en bienes al consumidor.

Estimaciones de la plataforma de mercadeo Smart Insights sustentan que el ecommerce representará el 16% de todas las transacciones en 2020, mientras que la plataforma de servicios empresariales Finances Online espera que acumulen unos 4.2 billones de dólares durante los siguientes 12 meses. En parte, por la mayor confianza.

El ecommerce a través del cual es posible comprar o vender productos y servicios en línea, ha estado en auge desde principios de los 70 cuando estudiantes de Stanford y el MIT utilizaron una plataforma especial para vender algunos productos.

Fuente: www.laestrella.com.pa

Escríbanos a: [email protected]



Avatar

Hugo Ulate

Lidera el sector de ferretería y construcción, desde hace más de 21 años, en la edición de la Revista TYT (Tuercas y Tornillos), con información actualizada y oportuna sobre estos mercados. Ha tenido participación directa en encuentros ferreteros como Expoferretera, feria que se realiza en Costa Rica, desde hace más de 20 años, como un encuentro de negocios del mercado ferretero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.